La Orgía de los Sabores Acapulco

Por Héctor León

 

Europa, de Carlos Santana, suena en vivo en playa Revolcadero y danzan las olas en la playa más suntuosa de Acapulco, frente al Princess Mundo Imperial,  interpretada por un grupo local afincado en los setentas, que recuerda los inevitables años del Tequila a Go Go, cuando Acapulco era una fiesta, cuando Frank Sinatra y  Johnny Weissmüller (Tarzán) se enamoraron de los atardeceres en La Quebrada (...)

 

Ver más

La tortilla perfecta y la gastronomía de una ciudad imperial

Por Héctor León

 

Mérida es surcado por  el idílico paralelo de 21 grados N.  Se mira en vecindad con Cuba --apenas abajo del Trópico de Cáncer, 23 grados N--, con el noreste de Veracruz, San Luis Potosí, Guanajuato y Pto. Vallarta; segundos más, minutos menos.

 

Ver más

Capella Ixtapa, el hotel del acantilado

Por Héctor León

 

Desde la altura del acantilado de unos 20 metros sobre el nivel del mar, reposa en  la masa semiterrena  el Hotel Boutique Capella Resort &Spa, y desde sus 54 suites con alberca privada se disfruta el esplendor de esta porción del Pacífico de Ixtapa Zihuatanejo, Guerrero (...)

 

Ver más

La Toscana Mexicana del Valle de San Juan Del Río, una realidad

Por Héctor León

 

En su séptima edición el Festival de los 100 Vinos Mexicanos logra su madurez y se consolida como la vanguardia del vino mexicano, impulsando los caldos nacionales entre más de 15 mil jóvenes y familias enteras que llegaron a Viñedos La Redonda los pasados 5 y 6 de marzo (...)

 

Ver más

Sorprende la Vinícola Hasen, de Aguascalientes

Por Héctor León

 

Alma de tierra en mazateco: Hasen. Así se denomina la vinícola Hasen, de Aguascalientes, que con tres caldos en el mercado le mete una velocidad al boom del vino mexicano especial: la nariz a tope, saturación de aromas y gran frutalidad, y revive una vieja polémica, pero siempre novedosa: ¿los sommeliers pueden hacer vinos de calidad y tienen esa capacidad?

 

Ver más

Mesón Sacristía de la Compañía: hotel, gastronomía y arte

Por Héctor León

 

La idea es conectarse con el pasado, vivir el barroco y discurrir con él en la ciudad más barroca de México: Puebla de los Ángeles. En el tradicional callejón de los sapos una vieja casona del siglo XVIII, donde la gastronomía tradicional y el arte sacro dominan la experiencia sensorial del visitante (...)

 

Ver más

Orgánico Hotel Boutique, la joya del Ajusco

- El bosque más grande en la ciudad más poblada del mundo

 

Por Héctor León

 

Con su Pico del Águila, la zona más alta del sistema de montaña con una altura 3, 930 msnm, de la Sierra del Ajusco-Chichinauhuatzin, vigila a la ciudad de México; con sus ancestrales pinos, oyameles y madroños. El clima alpino, con la misma altura de los Alpes suizos,  baña con sus vientos, aun en días hermosos de sol: el frío del Ajusco es único, es parte del imaginario de los citadinos que visitamos desde siempre sus bosques, nuestro amado y querido bosque a 30 minutos de la megalópolis, paseo obligado y necesario de fin de semana, de ida y vuelta, hasta ahora.

 

Hacia el kilómetro 12.5, pasando los comedores de sabrosas quesadillas y conejo a las brasas (cada vez más escaso), de sus pulques finos blanquísimos y el caldo de hongos con sabor a leña, entre otros manjares de la enogastronomía del Ajusco, en medio de ese olor que nos relaja y alegra, hacia el final de los campos con aviones que sirven de campo de batalla de rifles de goicha, por la Avenida 12 de diciembre, aparece  oculto entre el bosque el Orgánico Hotel Boutique, selecto escondite con siete suites/cabañas a todo lujo, con chimeneas y vitrales estilo industrial minimalista.

 

A escasos 10 minutos de los comedores, por una exquisita brecha de piedra que va descubriendo los jardines llenos de esplendor y verde limón de los pinos de árboles para la navidad que la población de San Miguel Ajusco ofrecerá en temporada. Una belleza de jardines que rememora bucólicos calendarios suizos o las miríadas de encinos y hojarascas del pirineo aragonés: nuestro pirineo, el Ajusco, donde va trazando la ruta de forasteros la  mítica carretera Picacho-Ajusco, que bordea y trasciende el Parque Nacional Cumbres del Ajusco.

 

Un columpio rústico

 

Con total seguridad para el visitante, al pie de la montaña, un equipo de profesionales en hotelería, muchos oriundos de la misma zona, con gran calidez y destreza, reciben a los visitantes que han reservado para ocupar las siete cabañas distribuidas en sus armónicos jardines que llevan por nombres Chula Vista, Loma Alta, Don Pedro e Isaura, en barrancas bien diseñadas para que el caminante y el juego, en este Orgánico Hotel Boutique, sea el añejo vivencial del Ajusco, ahora para dormir y desear todas las estrellas y el arrojo nocturno del sabroso frío, que puede presumir del bosque más grande en la ciudad más poblada del mundo, y que en medio del jardín péndula de un pino de 30 metros de altura un columpio rústico que atrapa en 180 grados el fervor del visitante.

 

La mejor experiencia de montaña en la ciudad de México, acota su slogan. Un redondel y caballeriza, gran salón/auditorio para 130 personas, con aulas ejecutivas, con sistema de audio, proyector y computadoras, para grupos empresariales; una cabaña restaurante con jardines con una cocina comandada por un equipo surgido del restaurante Paxia, de San Ángel.

 

Menú de montaña

 

Las carnes y cortes a la parrilla, presumidas hamburguesas, su “caldo loco” excepcional bien caliente, exclusivos sopesitos de chorizo y quesadillas de flor de calabaza y huitlacoche, atún y salmón a las brasas con costra de pimienta y/o finas yerbas y verduras a la mantequilla, de una amplia carta. Inéditas, créanme, salsas verdes y rojas, la mayora de la cocina es la joya de la corona. Una cocina de montaña, bien puesta y que va perfeccionándose, pues el concepto apenas tiene un año y medio.

 

Las cabañas Premium son muy íntimas, da la sensación de estar solos en el bosque, tienen un baño de lujo orgánico, una sala y balcones iluminados. Sus Ventanales le dan un efecto de HD a la naturaleza, aun así, tienen televisión y cable. La señal de telefonía va y viene, todos sabemos el efecto Ajusco en los celulares, lo que le da un plus a la estancia, pues el Ajusco te desconecta y te pone en sintonía contigo mismo. Es sencillamente delicioso tener el fuego y el bosque, y como un servicio ultra, el Orgánico ofrece bombonadas: una lumbre extra en el balcón con bombones para azar y chocolate.

 

A la mañana, Orgánico ofrece servicio de SPA con todo tipo de experiencia sensoriales y masajes en la habitación y paseos a caballos con los expertos pobladores de la zona y sus hermosos corceles. Hotel Pet Friendly, con  room service y lavandería. En el segundo piso de la cabaña del restaurante vive un salón Casa Club, con salitas y libros de arte, una mesa de billar y cantina. ¡Excepcional!

 

Agua del Ajusco

 

Aunque hay cervezas, agua embotellada y buena carta de bebidas, el agua corriente viene de la sierra mediante un sistema de mangueras, es agua de los manantiales del Ajusco: deliciosa, fría y bien oxigenada, con perfecta salinidad y ese toque mineral del agua de montaña; proyectos como Orgánico Hotel Boutique protegen y viven del bosque, dan trabajo a la población y hacen que el Suelo de Conservación, el bosque más grande ofrezca agua, aire y calidad a la megalópolis.

 

El Dato

 

Servicio de trasportación desde la CDMX.

Orgánico Hotel Boutique

Camino Real 30 de Marzo, San Miguel Ajusco, Tlalpan. México Distrito Federal, 14700.

https://www.hotelesboutique.com/

+52 (322) 221.2277

Toll Free USA & CAN: 1 855 223 6061 / MEX: 01 800 508 7923

director: héctor león

www.laorgiadelossabores.mx

Todos los Derechos Reservados. 2016. ©